© Vedama Oliva 2015

Síguenos en Facebook

  • Facebook Social Icon

 

EL CENTRO


El albergue tiene una capacidad máxima para 50 perros y estos estarían apretaditos. Una capacidad realmente insuficiente si tenemos en cuenta el tamaño de nuestro pueblo y el grave problema de abandono animal que tenemos aqui. No esta pensado para los cachorros. La antigua perrera ha sufrido algunas transformaciones que pueden ayudar un poco. Pero Vedama es consciente de las limitaciones y de  los problemas que  el centro tiene.

La presión del agua:

El albergue tiene un depósito de agua que el ayuntamiento rellena cada vez que se acaba. La presión viene del motor de la caseta de los agricultores que hay enfrente. En verano y cuando riegan encharcando el terreno la presión es buena pero cuando cambian a la modalidad de  riego a goteo la presión es prácticamente nula. Por lo tanto el trabajo de limpieza de parques  es irrealizable. Y sobra decir que el agua es el elemento primordial en centros de este tipo para que no se propaguen las infecciones.

La luz:

El albergue está en una zona que no hay electricidad. Tenemos luz de un motor a gasolina que unos voluntarios nos prestaron, aunque la gasolina no nos resulta nada económica. Pero éste solo nos da potencia para iluminar el refugio y no quedarnos a oscuras cuando en invierno el dia acorta tanto. No podemos tener lavadora para lavar todas las toallas y camitas de los perros, ni calentador de agua por si queremos bañar a nuestros perros en invierno.

 

Nuestro refugio